UTILIZACIÓN DE LAS CUERDAS

De acuerdo a los diferentes tipos de cuerda que encontramos en el mercado, se definen sus usos y recomendaciones. A continuación te mostramos las características de las cuerdas semiestáticas que distribuimos.

 

    • Cuerda Tipo A: cuerda a utilizar en espeleología, en rescates o como línea de seguridad en los trabajos en altura. En este último caso, la cuerda es utilizada para el acceso al lugar de trabajo y para el descenso, en combinación con otros aparatos, o para efectuar trabajos, en tensión o en suspensión, sobre la cuerda.
    • Cuerda Tipo B: cuerda con unas prestaciones inferiores a las cuerdas de tipo A. Cuando se utiliza, debe prestarse una mayor atención a la protección contra los efectos de la abrasión, los cortes y el desgaste normal, así como a la reducción de las posibilidades de caída.
    • Está prohibida cualquier utilización para la que no esté destinada este producto.
    • Si en la práctica de la espeleología, trabajos sobre cuerdas, trabajos en altura, montaje de cuerdas para rescates o de seguridad, el usuario evoluciona en escalada libre, debe utilizarse una cuerda dinámica conforme a la norma EN 892. Las cuerdas semiestáticas nunca deben ser utilizadas si el usuario puede sufrir una caída de factor superior a 1.
    • El sistema de aseguramiento debe comportar necesariamente un punto de seguridad fiable, a la altura o por encima del usuario. La “comba” de cuerda entre el usuario y el punto de anclaje debe ser evitada.
    • Los diferentes componentes del sistema de seguridad (arnés, mosquetones, cintas, puntos de anclaje, aparatos para asegurar, descensores, etc.) deberán ser conformes a las Normas Europeas y ser utilizados con conocimiento de sus límites de utilización en la progresión y en los sistemas de seguridad.
    • En el caso de una utilización con un dispositivo mecánico como puede ser un anticaídas o un elemento de regulación, asegúrese de que el diámetro de la cuerda y las demás características se adaptan correctamente a este dispositivo.
    • El nudo recomendado para encordarse es el nudo en ocho, fuertemente apretado.
    • No utilice un mosquetón para encordarse si practica una actividad con riesgo de caída.
    • Los terminales manufacturados pueden ser efectuados en cualquier punto de la cuerda por medio de nudos en ocho. La longitud mínima de cuerda que ha de sobresalir en cada extremo es de 10 cm. Cualquier otro tipo de terminal debe ser aprobado, por escrito, por BEAL antes de su utilización.
    • Este equipo debe ser atribuido individualmente a una persona competente durante toda la vida útil del sistema.

 

Publicado en Blog Dynamic